Noticias Paseata»

Pueblos mágicos: viajes cortos en autobús

Fecha: 2020-07-29 08:38:03

Pueblos mágicos: viajes cortos en autobús

Pueblos mágicos cercanos a la CDMX que son perfectos para escapes cortos en autobús


 


La combinación entre preciosos pueblos mágicos y la practicidad de los viajes en autobús es capaz de producir experiencias inolvidables de turismo cultural, histórico, ecológico, arqueológico y gastronómico. Contaminando poco, gastando menos y conociendo mucho.


Los pueblos mágicos son especiales destinos turísticos de México ya que la Secretaría de Turismo concedió dicha denominación a varias poblaciones por la herencia viva de su pasado colonial e indígena que puede palparse en calles adoquinadas, bellas parroquias, ruinas enigmáticas, haciendas de antaño, artesanías irrepetibles y comida tradicional, así como en los tesoros naturales de la flora y fauna de nuestro país.


Visitar y conocer estos pueblos mágicos además involucra escaparse del caos y de la contaminación de las grandes ciudades: cerca de la CDMX, existen verdaderos paraísos ocultos esperando por ser descubiertos sin gastar el dinero ni el tiempo (ni el combustible) de los viajes de larga distancia tan característicos del turismo masivo. 


Así es que la mejor manera de “pueblear” es moverse en viajes cortos en autobús. Revisemos seis ejemplos de pueblos mágicos únicos entre los lugares turísticos de México.



Pueblos mágicos cerca de la ciudad ideales para viajes en autobús



1. Cuetzalan, Puebla




Calle empedrada de Cuetzalan, Puebla uno de los pueblos magicos menos conocidos de Mexico



Es uno de los más hermosos, pero escasamente conocidos, pueblos mágicos de Puebla. A diferencia de destinos turísticos más reconocidos en dicho estado como Cholula o Zacatlán de las Manzanas, Cuetzalan tiene un vasto pasado indígena, pues fue fundada por los totonacos cuyo símbolo más sublime son los Voladores de Papantla. 


Es decir que en Cuetzalan también verás voladores danzando por los aires al ritmo de las flautas y los tambores a un costado de la céntrica Parroquia de San Francisco de Asís.


Además de enorgullecerse de sus raíces indígenas, Cuetzalan presume escenarios naturales únicos como cascadas y jardines botánicos por estar enclavada sobre las faldas de la Sierra Madre Oriental. Llegar a Cuetzalan directamente desde la CDMX consiste en un viaje en autobús de cinco horas y media cuyo precio va desde los $368 a los $418 pesos. 



2. Coatepec, Veracruz




Hombre caminando por una calle de Coatepec Veracruz, uno de los pueblos magicos de Mexico



El fresco aroma del café de Coatepec, Veracruz, llega hasta las calles de la Ciudad de México de la mano de agricultores veracruzanos deseosos de conquistar al resto del país con su noble producto. Entonces ¿por qué no la gente de la CDMX debería visitar este pueblo mágico distinguido como la capital del Café en México?


Se trata de estar “En El Cerro de la Culebra,” pues Coatepec deriva del náhuatl Coatl (culebra) y Tepetl (Cerro); y es que para las culturas prehispánicas la culebra era diosa de lo fértil, lo fecundo, del sol y de las flores. Durante el periodo colonial este pueblo mágico vio florecer una arquitectura propia en más de 370 inmuebles cuyo valor histórico hace de Coatepec un Patrimonio Histórico de la Nación.


Visitar Coatepec directamente desde CDMX toma alrededor de cinco horas de viaje en autobús por un precio rondando los $450 pesos.



3. Pátzcuaro, Michoacán




Vista de la isla de Janitzio y el lago de Patzcuaro, un pueblo magico en Michoacan



Otra cultura indígena cuyas tradiciones continúan renovando sus bríos es la purépecha, que en varios pueblos mágicos de Michoacán alcanza su máximo esplendor. Para muestra de ello, está Pátzcuaro, visita obligada para maravillarse durante el Día de Muertos que distingue a México de otros países del mundo. 


Pero en Pátzcuaro hay vida más allá de noviembre porque se come sabroso con gran variedad de tamales, tamales tarascos rellenos de pescado blanco acúmara, de zarzamora, corundas y uchepos que siempre hacen agua la boca.


Pátzcuaro es un pueblo que vive en los pescadores navegando alrededor de la isla de Janitzio y en la gente de los bosques de Tzintzuntzan, otro pueblo mágico que antaño fungió como la capital de la cultura tarasca, y que aún conserva ruinas de incalculable valor arqueológico.


Pátzcuaro, Janitzio y Tzintzuntzan además son una opción excelente de turismo ecológico: la zona sobresale por sus cabañas y pequeños mesones. Para conocer esta parte de Michoacán llegando en autobús desde la CDMX es necesario viajar cinco horas y media por un precio que ronda los $400 pesos.



4. Taxco, Guerrero




Vista panoramica de la catedral de Taxco, Guerrero



Dimensionar lo bonito de este pueblo mágico, incluso sin haberlo visitado, puede lograrse viendo una de las grandes películas de la época dorada del cine mexicano, Macario, con Ignacio López Tarso, que fue la primera película hecha en México nominada al Oscar. 


A cuadro aparece lo más hermoso de Taxco: los patios de la Casa Borda y las vistas del Templo de Santa Prisca, así como los misteriosos ríos subterráneos del Parque Nacional Grutas de Cacahuamilpa.


Los turistas extranjeros a menudo se quedan embelesados con Taxco, uno de los lugares turísticos de México capaces de acumular cultura, historia, gastronomía y tradición artesanal dentro de los confines de un pequeño pueblo mágico. Por si fuera poco, Taxco está a menos de tres horas de la CDMX viajando en autobús por un precio aproximado de $300 pesos.



5 + 6. Orizaba y Coscomatepec, Veracruz




Vista del Pico de Orizaba, Veracruz



Conocer Orizaba ofrece la oportunidad de estar en uno de los lugares turísticos más diversos, (pero quizá menos apreciados), de México porque concentra dos pueblos mágicos de Veracruz en las faldas del Pico de Orizaba, cuyo nombre náhuatl es Citlaltépetl o Cerro de la Estrella, la montaña más alta del país con casi seis kilómetros de altura sobre el nivel del mar.


El primer pueblo mágico, Orizaba, posee la peculiaridad de presumir arte moderno en sus espacios públicos: ahí está el Palacio de Hierro, cuyos materiales fueron importados desde Bélgica a finales del siglo 19 a pedido, según cuenta la leyenda, del ingeniero civil francés Gustave Eiffel, creador de la torre homónima en París. También hay que hablar del Museo de Arte de Orizaba, hogar de obras pictóricas del mismísimo muralista mexicano Diego Rivera.


El segundo pueblo mágico, Coscomatepec, se halla a una hora de Orizaba por lo que puede visitarse durante un mismo fin de semana mediante viajes cortos en autobús. Coscomatepec es el complemento perfecto a la cultura de Orizaba en términos de practicar turismo ecológico: paseos en bicicleta, rutas de senderismo y ferias agrícolas. 


Estando tan próximo al Pico de Orizaba, Coscomatepec es simplemente perfecto para los amantes del montañismo. 


Los viajes en autobús saliendo de la Terminal TAPO de la CDMX hacia Orizaba son muy frecuentes y tienen un trayecto de aproximadamente cuatro horas más 15 minutos por precios que van desde los $322 pesos hasta los $490.

« Regresar



Siguenos en:


Comentarios»

TIANGUIS DE PUEBLOS MÁGICOS SERÁ PRESENCIAL
Hoy se conmemora el Día Internacional de los Pueblos Indígenas
7 CONSEJOS PARA DISFRUTAR AL MÁXIMO LA VIDA Y LOS VIAJES, SEGÚN ANTHONY BOURDAIN
7 CONSEJOS PARA DISFRUTAR AL MÁXIMO LA VIDA Y LOS VIAJES, SEGÚN ANTHONY BOURDAIN
Chihuahua muestra su grandeza a agentes de viajes de México y Latinoamérica
Sueña a lo grande: cinco viajes míticos para hacer una vez en la vida
Calendario de eventos