Recomendaciones»

La nueva serie de Netflix que promete convertirse en la próxima 'Breaking Bad' paseata

Fecha: 31-07-2017

¿Hasta dónde has llegado para lavar el peor error de tu vida?



¿Qué has tenido que sacrificar para salvar a los que más quieres?



¿Alguna vez has estado en medio de una encrucijada en la que tu vida, la de tus amigos y familiares estuviera en gran riesgo por hacer tratos con las personas incorrectas?



Espero que no…


 


… si quieres conocer la angustia de lo que significa jugar con fuego tienes que ver Ozark: diez capítulos de una historia oscura. Una intro que no se parece a ninguna otra que se haya visto antes en televisión o Internet. Un padre de familia en aprietos debido a negocios ilegales. Una promesa de estar pegado a la pantalla durante horas enteras.



Ozark es la historia de un hombre una habilidad innata para manejar fuertes cantidades monetarias. Tan es así que se dedica a lavar dinero de un importante narcotraficante mexicano. La relativa tranquilidad de su monótona vida da un vuelco cuando se ve obligado a huir a los Ozarks y cumplir una peligrosa misión, después de que los negocios ilegales de su socio son descubiertos. De esta manera, una nueva vida inicia para una típica familia de clase media sumida en los problemas tradicionales: una nula actividad sexual de parte del matrimonio, pláticas insustanciales en la mesa a la hora de la cena y la adicción al porno de parte del padre.



El idílico (además de oscuro y siniestro) paisaje del Lago de los Ozarks es el lugar al que la familia de Marty Byrd tiene que llegar para realizar la misión encomendada por el capo de la droga. Violencia, traiciones y giros imprevistos en la trama desbordan en cada episodio. Uno de los rasgos fundamentales y más atractivos de la serie es el de la dinámica familiar. Los hijos forman parte del negocio ilícito que su padre tiene que llevar a cabo. En una de las escenas más memorables de la serie se les ve vigilando la entrada de la habitación donde su padre guarda 8 millones de dólares bajo la cama.



Resulta un regalo a la vista la tranquilidad del lugar en contrapeso con la batalla externa e interna que Byrd tiene que librar para salir bien parado del problema en que se ha metido. Ozark es una excelente fábula acerca del dinero, la corrupción y la violencia, al mismo tiempo que en torno al miedo del hombre en situaciones de soledad y desesperación.


 


Alrededor del mundo se han hecho constantes comparaciones entre esta serie y Breaking Bad, tomando en cuenta la transformación de los personajes principales; pasan de seres pacíficos a monstruos blancos que tienen que imponer la ley del más fuerte para salvar la vida. Sin embargo, Ozark tiene la gran virtud de brillar con luz propia gracias a sus personajes, los cuales están dotados de un peso lo suficientemente grande como para no requerir comparaciones con la obra maestra que narra las desventuras de Walter White; otro antihéroe surgido de los suburbios de la clase media estadounidense.



Ozark lleva a cabo una destacada reflexión acerca del concepto del dinero. Marty Byrd justifica sus acciones por hacer un bien a su familia, por proveerlos de las mejores comodidades y labrarles un futuro. Un discurso largamente manejado por cientos de películas y series norteamericanas donde el dinero conduce la toma de decisiones y la psicología de sus protagonistas. 


El trasfondo social de la serie destaca por presentar razas perfectamente estructuradas con sus males naturales: los cárteles desalmados de narcos mexicanos por un lado y por el otro, los habitantes del sur de los Estados Unidos con sus misteriosas vidas que nos introducen en el gótico más profundo y rural de aquel país. En medio de ambos polos, se encuentra una familia desesperada por salvar no sólo sus vidas sino el frágil equilibrio que se está rompiendo entre ellos.




Publicaciones anteriores



Siguenos en:


Comentarios»

DON BOLETON